22 de octubre de 2010

ENGAÑOS

Hoy me estafaron 3 veces.
La primera, cuando algún software p2p me vendió gato por liebre, o porno por pilates, que sería más o menos lo mismo. No voy a alternar mis métodos para estar en forma.
La segunda, cuando el pin del Gran DT me llegó más de una hora después de haberlo pedido, cuando ya regía la veda para hacer cambios. No me voy a ganar $10000 esta semana.
La tercera, cuando un simple "me gusta" cambió el sentido de un discurso eterno. No me voy a dejar mentir otra vez.

Estadística: en 1 de cada 3 ocasiones de engaño, estafa o boicot, el producto tiene devolución. Defienda sus derechos como consumidor.

14 de octubre de 2010

OJALÁ

Que el miedo a la derrota no nos impida jugar el partido.

12 de octubre de 2010

CIERTO

Tengo una certeza. Una firme convicción que aprieto en mi mano y tiene textura, tiene peso, temperatura y todas las demás propiedaes físicas descriptibles. Después de mucho pensarlo ya no dudo, tengo el convencimiento de haber tomado la decisión correcta... y la sostengo, la aprieto fuerte y me aferro a ella. Su presencia me consuela y anima. Y sin embargo duele en el alma, algunos días, días como hoy. Duele en el alma, en la cabeza, en el estómago y en la almohada. Duele la sensación de fracaso, de pérdida, de platos rotos. El destiempo se clava en los huesos y en el corazón, ¿por qué llega ahora lo que antes pedía a gritos y patadas? Ahora, que ya no sirve, que ya no hay remedio posible, que no hay vuelta atrás. Tengo días fuertes, de confianza y perseverancia, de ganas de seguir adelante, de aceptar los nuevos caminos y aprender a disfrutarlos. Y también tengo días como hoy, de preguntas cíclicas y eternas, de por-qué's, por-dónde's, por-cuánto's, de angustia y decepción. Tengo días como sueños, donde todo es pacífico y luminoso, donde es mar o desierto de cara al sol. Y días como pesadillas, donde es imposible gritar, sin importar lo mucho que se intente.

Tengo una certeza, y también dos.
La decisión fue la correcta... pero el duelo es una montaña rusa.

28 de setiembre de 2010

DESCUBRIENDO CUALIDADES

Iba en el colectivo escuchando Cuál Es?, en medio de una conversación hacen una acotación ingeniosa, me río del chiste e instantáneamente escucho el comentario de ¿Casadó?: Hay que ser muy geek para entender eso.

¿Seré muy geek? (creo que el hecho de conocer el término asegura un 50% de tener una respuesta afirmativa).

23 de setiembre de 2010

TODO UN PALO

El futuro ya llegó, me dije a mí misma hace unos pocos días. Por fin el esfuerzo, las metas, algunos sueños se ven concretados en este momento que tantas veces pensé inalcanzable.
Probablemente las cosas no sean como las imaginaba, y por ser así, por ser reales, por ser tangibles, es justamente que este presente es mejor que aquellas expectativas.
Es hora de dejar de postergar y esperar por un mejor momento. No existe ni va a existir mejor momento que este para empezar a trazar los nuevos rumbos de mi vida.

Medís tu acrobacia y saltás...

10 de setiembre de 2010

CÍRCULOS

Vuelvo. Sin haberme ido del todo, sin siquiera haber tenido conciencia de partir. Como tantas otras veces en que este espacio supo dejarme ir y esperarme sin reproches. Me voy para encontrarme conmigo, y vuelvo más o menos para lo mismo.
Es hora de desempolvar el teclado y empezar a volcar nuevamente las palabras del alma, del corazón, de la mente, de la experiencia, de la duda o de cualquiera sitio que oficie de origen.

Hace poco leí que nadie puede ser buen escritor sin practicar a diario. Como en cualquier otra actividad, se requiere entrenamiento. Es hora de volver a ejercitar. Un nuevo intento, un nuevo comienzo.

24 de abril de 2010

SALUD

Mamá (a la pediatra): - ¿Y me podés hacer un certificado de salud?
Nena: - ¡No! ¡Un certificado médico!
Mamá (a la nena): - Es lo mismo, ella es tu médico y te hace el certificado de salud.
Nena: - Ahhh... ¿y quién es salud?

Cada día, un paso más cerca de la pediatría. Decisión casi tomada.

23 de marzo de 2010

SOSPECHA

Dada mi afición por la web, la tecnología, las nuevas formas de comunicación y demás yerbas estoy empezando a sospechar que me llevaría bien con el Twitter... si tuviera una mínima noción sobre su funcionamiento.

(Sí, es una forma sutil de pedir comentarios al respecto).

10 de marzo de 2010

TEORÍAS CÓSMICAS

- Vivimos la vida de manera desordenada, cada uno de nuestros días está ahí, esperando. Así que tal vez hoy es 10/03/10, y mañana me despierte en el 21/08/89 y pasado en mi cumpleaños número X (donde X > 23).
- Los chinos son una conspiración extraterrestre que planea dominar el mundo.
- El límite del universo es una pared enormemente negra e invisible. Y el universo es un cubo.
- Tengo algún tipo de ayuda superior que hace que, de una manera u otra, siempre resulten bien las cosas donde podría haber salido todo de modo desastroso.
- Los mensajes de texto no desaparecen jamás, quedan pululando en una dimensión paralela (explicación, acá).
- El saber de la humanidad tuvo en algún punto un cuadro amnésico irreversible, de otro modo, no se puede entender como las antiguas civilizaciones la tenían tan clara y luego pasamos a pensar que la Tierra era cuadrada y sostenida por elefantes parados sobre tortugas.
- El número 949 nunca saldrá 2 veces a la cabeza en un mismo año.

23 de febrero de 2010

REVELACIÓN

La enorme sensación de vacío es en realidad una gran masa de energía potencial.
Discovery y Newton me hicieron descubrir que estoy en la cuesta más empinada de la montaña rusa y que, mientras subo, adquiero un cúmulo que energía que servirá de impulso al resto del recorrido.
Así es la vida, un sube y baja constante, una gran montaña rusa. Genial.
Divertido.

18 de febrero de 2010

EGO

Movimiento. Verdad. Sentimiento. Introspección. Fuerza. Perseverancia. Planificación. Previsión. Proyecto. Anhelo. Búsqueda. Disconformidad. Esperanza. Idealismo. Motivación. Respeto. Honestidad. Rectitud. Paciencia. Duda. Voluntad.

11 de febrero de 2010

FÉNIX

A veces mi sangre se estanca, no circula, no fluye, no avanza. Se me congelan las venas, las arterias, las fibras y los nervios. Una páralisis pétrea se apodera de mí, me atrapa, me asfixia. Mis neuronas narcolépticas se entregan a Morfeo, encantadas.
Pero mi alma, mi testaruda esencia, lucha y se rebela. Enfurecida explota, queriendo destruir y derribar. Su encierro la atormenta, pero no la vence. Muestra entonces toda su energía. Energía que, conforme a los principios de la termodinámica, emite calor al transformarse.
Me descongelo, comienzo a moverme, vuelvo a pensar. Una enorme bocanada de aire expande bruscamente mis pulmones colapsados. Casi como volviendo a nacer.

8 de febrero de 2010

TODO UN PALO

El futuro llegó hace rato...

Frecuentemente y con total seriedad establezco proyectos, planes o sueños a futuro diciendo "Cuando sea grande me gustaría/quisiera/voy a...". Nunca había pensado que el postulado pudiera resultar extraño a los oídos ajenos. Para mí es plenamente natural pensar en que algún día seré grande y podré concretar aquellas cosas que hoy por hoy se me vienen a la mente o a los deseos pero me resultan aún inalcanzables.
Ayer Gabi me dijo "pero ya sos grande", y algunas personas a mi alrededor no pueden evitar reírse cada vez que me escuchan alguna de esas frases.
Si me detengo a pensar, entiendo que pasó la primaria, la terrible EGB y el calamitoso y fracasado Polimodal. También, aunque en principio hubiera parecido terriblemente lejano, terminó el cursado en la UNR. Varios días a la semana me disfrazo y cumplo mis fantasías infantiles a fuerza de estetoscopios, linternas y bajalenguas.
El tiempo, el crecimiento y la evolución me confunden, como a Alicia. Mientras tanto sigo sintiendome pequeña (a pesar de la mermelada de naranja)... o tal vez tengo un niño interior muy grande.

3 de febrero de 2010

CONFIESO QUE

- Me aburro en los días libres
- A veces reniego de los días de guardia
- Me lamenté muchísimo cuando me quedé sin libros nuevos para leer, y ahora que tengo más de 10 pendientes estoy leyendo mucho menos de lo que me gustaría
- Después de la 2º herida cortante, dejaron de impresionarme
- Hay días en los que extraño estudiar... entonces estudio
- Me gustaría ser una intelectual
- Quisiera tener algún talento artístico
- Más de una vez, me quedo en las intenciones
- Extraño los tiempos de cancha y domingos de viaje
- Por momentos me siento vacía
- Tengo ideas que no escribo
- Dejé de intentar la perfección, y descubrí que es mucho más divertido así
- Después de muchos años, volví a encarnar una lombriz
- Cuando era chica no me apenaba no devolver las mojarritas al agua... ahora sí
- Probablemente, esté pidiendo demasiado

6 de enero de 2010

IDAS

Un tren a las 3 am parte hacia el oeste. Un colectivo a las 6 pm se dirige al este.
Las búsquedas y los encuentros se llevan personas de mi lado.
Y sin embargo no se van. No del todo.

Ella se animó a volar y viaja al encuentro de su parapente, de su horizonte. Lejos de dejarse llevar por el azar o el destino, eligió escribir su propia historia y trazar los mapas que la experiencia le dicte. Vació su corazón y colmó su mochila para salir a llenarse de vida, de historias, de sí misma.

Él descubrió que aún en la peor de las tempestades puede hallarse un puerto donde reposar. El amor se le plantó de frente justo cuando había dejado de creer en él, y perdió por KO al primer golpe. Cuando volvió a abrir los ojos luego del sueño y la anestesia, se jugó el todo por el todo... y le salió bien.

Sus partidas me dejan en el andén, agitando un pañuelo o esquivando una lágrima, pero ellos sólo ven la sonrisa que les muestro. Se alejan y me quedo... me quedo con un trozo de su felicidad. Ellos se van. Pero no del todo.

16 de diciembre de 2009

ALA DELTA

Al borde del precipicio, a punto de saltar, a punto de caer, a punto de volar. Un horizonte, un universo, un millón de posibilidades. Todo ahí, tan al alcance de la mano y de la vida.
Satisfacción extrema, ansiedad, incertidumbre. Perseverancia, fuerza, voluntad, ganas.

Una chica en el cielo todo el tiempo...

1 de diciembre de 2009

CRECER

Cuando era chica, el mundo a mi alrededor estaba minado de objetos y señales que definían lo que en ese entonces era el conjunto de seres a los que llamaba "los grandes". En mis divagues e ilusiones infantiles, consideraba que cuando creciera y fuera como ellos, probablemente accedería a ciertos elementos o conductas y las esperaba con naturalidad. Así fue que en mi lista de cosas que haría cuando llegara a la adultez entraron el cigarrillo, la cerveza, tal vez un Gancia o una copa de Legui de vez en cuando. Probablemente dormiría la siesta, sería dueña del control remoto y tendría una billetera rebosante.
Pero para confirmar lo que un horóscopo predijo desde mi nacimiento, tomé ciertos caminos alejados de aquellos "estándares" que mi imaginación había creado. Vomité por probar el cigarrillo, demoré 45 minutos para tomar mi primer vaso de cerveza (caliente y obligada), preferí desde muy temprano un libro a un televisor, y al terminar la secundaria sacrifiqué los beneficios de una billetera más o menos rellena a cambio de un proyecto a largo plazo.
Probablemente, mi niña interior se haya sentido un tanto confundida durante todos estos años, donde me dediqué a frustrar (acertadamente, creo) sus expectativas infantiles de crecimiento. Pero hace unos pocos días, la sentí resurgir sonriente y triunfante ante un hecho inesperado: al abrir la heladera la vimos, ahí estaba, enfrascada, fresca, brillante, esperándonos. Esa misma que de pequeñas siempre habíamos rechazado y que ahora se nos presentaba como una tentación irresistible. Nos dejamos llevar, con ansiedad y placer abrimos el frasco. La probamos, después de tantos años (de tantas veces de postergarla, de preferir cualquier otra), y nos deleitamos ante el primer contacto de su delicioso sabor y su magnífica textura con nuestro paladar.
Ahora sí, podemos anunciar a viva voz que crecimos y por fin tenemos una clara muestra de haberlo hecho. Antes la mermelada de naranja era de papá.

19 de noviembre de 2009

AMARRAS

Empezar por la cordura. Poder por fin tirar la cordura a ese tacho repleto de papeles y borrillo. Hacerla un bollo o romperla en pedacitos, como si se destruyera el primer contrato amoroso: dos nombres, el corazón que los rodea y una flecha atravesándolos.
Destrozar la cordura y despojarse unos minutos de las buenas costumbres, el respeto sin merecimiento, los rituales mecánicos del buenos días/buenas tardes/buenas noches.
Dejar de ser por unos breves instantes aquello que se espera de mí, decepcionar a los que me pretenden pulcra, correcta, siempre bien erguida, con la predisposición brotando de mis poros.
Romper de una vez con los esquemas, los deberes, las imposiciones, lo correcto.
Y entonces, solamente entonces, poder por fin enviarlos a todos a la promiscua madre que los trajo al mundo.
Por último, con total esmero y paciencia, recoger uno a uno los trocitos de papel y unirlos prolijamente sin rastros, sin secuelas (sonriente, complacida, realizada).



Va por Ro, que casual y sincrónicamente, me trajo a la mente una canción vieja conocida.

13 de noviembre de 2009

NO ME SIMPATIZAN

Los soberbios. Los que alardean. Los que "se la dan de...". Los necios. Los irrespetuosos. Los cerrados. Los que gritan para opinar. Los violentos. Los mentirosos. Los caretas. Los frívolos. Los duros. Los fundamentalistas. Los chusmas. Los "de la boca para afuera". Los superados. Los estáticos. Los dictadores.

Ni los "Juanse".

5 de noviembre de 2009

NEGOCIACIÓN

Me gusta especialmente un lunar en el mundo.
Me gusta el lugar de ese lunar, y es tanto lo que me colma que caigo en la inevitable tentación de querer adquirirlo, poseerlo, hacerlo tan mío como sea posible. Pretendo comprarme ese lote de cielo, de suelo, de piel y comienzo una negociación tímida, disimulada, con sonrojos. Ofrezco mis mejores artimañas, mis más trabajados logros, mis más osadas propuestas y me embarco en créditos a largo plazo colmados de intereses que anhelo comunes.
Ignorando aún si es mío, disfruto especialmente de un lunar en el mundo, sin que los brazos simulen rejas, sin que las paredes transmitan encierro. Me sumerjo en el hueco que rodea a mi pequeño tesoro de pigmentos e imagino estar en un lago que esconde en sus profundidades una única piedra, marrón y ovalada. Abrazada a su orilla me duermo por fin. La claridad de la mañana entreabre mis párpados y un beso definitivo sella el proceso contractual.