12 de octubre de 2010

CIERTO

Tengo una certeza. Una firme convicción que aprieto en mi mano y tiene textura, tiene peso, temperatura y todas las demás propiedaes físicas descriptibles. Después de mucho pensarlo ya no dudo, tengo el convencimiento de haber tomado la decisión correcta... y la sostengo, la aprieto fuerte y me aferro a ella. Su presencia me consuela y anima. Y sin embargo duele en el alma, algunos días, días como hoy. Duele en el alma, en la cabeza, en el estómago y en la almohada. Duele la sensación de fracaso, de pérdida, de platos rotos. El destiempo se clava en los huesos y en el corazón, ¿por qué llega ahora lo que antes pedía a gritos y patadas? Ahora, que ya no sirve, que ya no hay remedio posible, que no hay vuelta atrás. Tengo días fuertes, de confianza y perseverancia, de ganas de seguir adelante, de aceptar los nuevos caminos y aprender a disfrutarlos. Y también tengo días como hoy, de preguntas cíclicas y eternas, de por-qué's, por-dónde's, por-cuánto's, de angustia y decepción. Tengo días como sueños, donde todo es pacífico y luminoso, donde es mar o desierto de cara al sol. Y días como pesadillas, donde es imposible gritar, sin importar lo mucho que se intente.

Tengo una certeza, y también dos.
La decisión fue la correcta... pero el duelo es una montaña rusa.

4 comentarios:

Uninvited dijo...

Todo llega SOLAMENTE cuando estás preparada. Ni antes ni después.
Besos y ánimo! :) Esto también va a pasar.

Flor dijo...

Ya lo sé. Todo pasa...
Dale, Dolores no llores, dale!
Esto es el mientras tanto.

Cronopio dijo...

Todo pasa.. una de mis tres canciones.

ey, bueno.. las certezas queman a veces.. y nada.. ahora te fuiste de joda y yo con suerte en un rato hago la misma. jaja

beso

Cecis ... funámbula dijo...

Todo pasa, claro qeu si, nadie dice lo contrario..el tema es justamente ese, Flor...el "mientras tanto"...
Besos