20 de enero de 2009

TEXT ME

Si a las palabras se las lleva el viento ¿qué pasa con los mensajes de texto?
¿Tan convencidos estamos de que desaparecen con solo hacer uso de la opción "borrar" de nuestros celulares?
En tiempos del Google Earth, donde cualquier simple internauta puede mirar el punto del planeta que se le ocurra (si, ya sabemos que no es en tiempo real... todavía), empezamos a perder la intimidad. Ya no se puede estar al resguardo de miradas ajenas siquiera en el patio trasero de nuestra casa. (¡Pensar que la mamá de una amiga era fanática del topless cuando éramos chicas!).
Sospecho que algo similar ocurre con los mensajes de texto: no tenemos privacidad. Ok, no es una gran novedad, pero necesitaba una introducción para comentar un hecho que me resulta curioso y que me pasó repetidas veces: cuando recibo mensajes de texto largos suele suceder que las últimas líneas no son las del mensaje en cuestión, sino que pertenecen a mensajes recibidos con anterioridad (a veces con diferencia meses), aunque siempre del mismo remitente. Acto seguido me llega otro mensaje: el "dueño" de las líneas finales que viene al rescate de las suyas, ofreciendo en su lugar las del mensaje precedente. Así que me veo obligada a jugar rompecabezas, descifrando cuál fue el punto de corte e intercambiando las líneas siguientes.
Por ejemplo:

Mensaje "Nuevo": Flor, el sábado a las 11 nos juntamos con las chicas en la casa de X. Avisale a las que puedas. Vamos a como pasar por tu casa así te lo llevo.
Mensaje "Viejo": Hola amiga, ¿cómo estás? Ya terminé de leer tu libro, te lo tengo que devolver. Decime cuando pueder y despues a la pile. ¡Llevá malla!

¿Dónde estaba el mensaje viejo para poder reaparecer y mezclarse de esa manera?
Hay que tener ganas para almacenar semejante cantidad de información inútil.
Cuando armen las estadísticas que me digan cada cuántos millones de mensaje encuentran un número de tarjeta de crédito o una contraseña importante.

O tal vez simplemente las ondas "mensajísticas" quedan perdidas por ahí en la estratósfera, dando vueltas sin rumbo hasta que se cruzan a un "conocido" por casualidad y lo acompañan hasta su destino.

No sé.
Si a alguno se le ocurre, me lo deja ahí en el espacio para comentar, ya saben...

8 comentarios:

Charles dijo...

Ventajas de no usar celu, ¿vio?

Yo creo que, efectivamente, todas las imágenes, textos y demás etcéteras digitalizados que pululan por la net, en algún momento escapan a la virtualidad y viajan a través del espacio exterior. Imaginá tan sólo la cara que pondría un ser inteligente de alguna otra galaxia, o de ésta, por qué no, tratando de descifrar nuestros mensajes sin piedra rosetta a mano.

Gustavo dijo...

Que buena reflexmartes a las 15 te parece?

Uninvited dijo...

Es cierto!! a mí también me pasó!! :S
Transcribo:
(sabrán comprender que a falta de colores en el sistema de comentarios, debo recurrir a las negritas ;) )

sms1 (nuevo): No doy más de las ganas de comer la pizza a la parrilla que me prometiste

sms2 (viejo): Tengo las cuotas de Lau, Anto y Ger, esta noche paso por tu departamento

El resultado de la combinación es al menos inquietante. Por las dudas, me bañé y me corté las uñas de los pieses ;)

Strawberry dijo...

Es que cada celular es un mundo, como cada familia, cada casa y cada cerebro.
A mi me almacena solamente 200 sms entre la bandeja de entrada y la de salida así que si en una semana mandé y recibí muchos mensajes los tengo que borrar y acá no pasó nada. Cuando guarda de a miles podemos estar en problemas... o no, yo qué se... por qué todo tiene que ser un problema?

jUaNm dijo...

Yo creo que las compañias de telefonía deben guardar copias de todos los mensajes...
En este caso se habrá mezclado algún buffer.

Pero quedate tranquila que nos espián de todos lados.
Jaja
Saludos

Jote dijo...

jjajj son esos momentos en la tecnologia no tiene explicacion
muy bueno el blog.. ya estas en favoritos
saludos

r.- el corre ambulancias dijo...

yo creo que es imposible almacenar la info de todos los cels en este pais, aparte, quien carajo querria leer los msj enviados entre niños de 15 años, todo con K y faltas de ortografia

Maru dijo...

Ay! Eso me da miedo...