30 de marzo de 2009

ME ACUERDO

Ayer hablaba con mi abuelo, que tiene la capacidad de decir y entender muchas cosas que nos hacen conectar de una manera diferente... a pesar de todo.
Y entre tanta charla, comentamos esos momentos que te quedan grabados en la mente como si hubieran pasado hace 5 minutos.
El me contó que los domingos, en su infancia, eran una fiesta porque iban en el Ford A a la casa de la tía Sara. Ahí les daban helado a él, a sus hermanos y a sus primos... y él, que recién lo conocía, lo ponía al sol porque estaba muy frío. "Y me acuerdo del pasillo de ligustrinas y el olor que había ahí... por eso yo siempre las dejo florecer acá". Me despertó una ternura incomparable que él, en el día que cumplía 74, me dijera que recordaba nítidamente esos días de su infancia.

Y yo, en mi mucho más corto tiempo de vida, también tengo recuerdos de esos que parecen tangibles de tan impregnados que están. Me acuerdo...

  • De los 2 bolsos de cuero que llevábamos a Hernández.
  • De la hamaca en el garage.
  • De la primera vez que tomé un tereré.
  • Del día que mi abuela me vino a buscar para ir a su casa y no quise ir.
  • De los libros que leíamos antes de ir a dormir... del 1º libro que leí en mi vida (a medias con mi abuelo): Las lunas de Juan Luna.
  • Del árbol del campito.
  • De la araña que sacamos del extraño agujero en la tierra.
  • Del día que esperamos a mi abuela en las hamacas en la Plaza Alberdi.
  • De cuando aprendí a andar en bicicleta... y de las aventuras en bici que vinieron después.
  • De los mojarreros, las mojarritas, y los moncholos... y de cómo buscábamos lombrices.
  • Del día en que no quise comer y la abuela le regaló mi comida a un chico que pasó pidiendo.
  • De la manzana rayada con miel que me preparaba mi tía.
  • De la chocolatada que me preparaba mi otra tía.
  • De "El mago Cacarulo".
  • De "El caballo Pirulín".
  • Del día que vimos al Viejo de la Bolsa desde el balcón de mi primo.
  • De las siestas con mis abuelos.
  • De los cálculos mentales.
  • De cómo perseguía a todo el mundo con el cuadernito con el que aprendía a leer.
  • Del día que mi mamá se asombró porque leí la palabra "americano" de la etiqueta del Gancia.
  • Del día que mi papá me hizo comer todo el relleno de los tomates.
  • De las Reader's Digests.
  • Del primer cassette que me compró mi papá.
  • De los días en que me enseñaban a nadar en la pileta del club.
  • Del día que mi hermano se cortó el dedo.
  • De los desayunos en la cama con té y alfajores Terrabusi.

... y de muchas otras cosas.

Y mi abuelo, por no querer olvidar algunas, las anotó en un cuaderno.
Una de esas decía, con fecha cercana al fallecimiento de mi abuela:

Flopi dijo: Abuelo, hamacame más alto que quiero llegar al cielo para ver a la abuela.

Esos son algunos de mis recuerdos.
¿Y ustedes de qué se acuerdan?

7 comentarios:

Silvio Astier dijo...

Me acuerdo de mi amigo Alejandro, que según mi vieja, nunca existió, era imaginario.

Flor dijo...

¡Ese sí que es un buen recuerdo! Jaja :)

LocaComoTuMadre dijo...

Que tengas un abuelo es un regalo ya... Como los extraño!!! Como me gustarìa tenerlos un minuto para charlar con ellos...

Me acuerdo que me sentaba en la puerta de calle con ellos, de sus mates con cafè, de sus juegos con botellitas, a mis abuelos les encantaba las visitas, le decìan "aguantadero" porque los parientes iban y se instalaban, se quedaba meses, mi abuela montaba a caballo parada, se adoraron..

Gracias por el post y traermelo de vuelta un ratito.

Besos.

LocaComoTuMadre dijo...

Me faltò escribir, mis abuelos maternos, se amaron muchìsimo y se adoraron hasta el fin de sus dìas..

ahora si. =)

Jote dijo...

me parece a mi o tenes muchos recuerdos de tus abuelos?? jaja
muy bueno el blog.. vas a favoritos!
una de las cosas q con mi amiga nos acordamos es q en salita de 3 habia una chica re mala que nos sacaba las mochilas de los ganchitos para colgar la suya habiendo 8764379 de ganchitos libres.. nunca entendi porq tanto odio hacia nuestra persona. pero en fin
besoo

Perroxido dijo...

Guau! hacía tiempo que no pasaba por acá... que cambiado está todo!

Saludos!

Puta Desgraciada dijo...

Yo recuerdo los pestiños que mi abuela cocinaba para mi cumpleaños...

Recuerdo el eclipse que no vi y que me regalaron para mi cumpleaños :(

Recuerdo, recuerdo poco... Y a la vez tanto.