12 de febrero de 2007

ÉRAMOS POCOS...

Éramos pocos, (pero de eso hace tanto ya que casi ni me acuerdo), hasta que de a poco fuimos dejando de ser pocos, y un día nos convertimos en lo que somos: muchos. ¿Muchos? No, me quedo corta, muchos no alcanza, muchos es poco, mejor digamos demasiados (sisisi demasiados queda mejor). Un día, éramos 3:

Papá + Mamá + Yo

Claro que si hubiera tenido la posibilidad de elegir (en pleno uso de mis facultades mentales) yo me hubiera quedado eternamente en esta situación. Pero ¡no! Dicen que es normal que uno a los 3 años atraviese qué se yo que crisis que lo empuja a decir (contra todo comportamiento razonable o sensato): "Quiero un hermanito" (¡¿a qué padre coherente se le ocurre prestar atención a tal demanda?!).
Lo pedís, lo tenés. Ok, "mea culpa". Ahora cuando empiece 1° grado voy a dibujar una ramita más en el árbol genealógico y va a ser una preciosura:

Papá + Mamá + Yo + Hermanito

Todo muy lindo, gracias papá, gracias mamá.
¿Otro? ¿Cómo que otro? Bueno, está bien, 3 no es un mal número. 2 ramitas más la mía, siguen entrando en una hoja, no está tan mal.
Y así fue pasando, casi sin darnos cuenta, de a poco, de a uno... por suerte nunca vinieron mellizitos ni gemelos ni nada por el estilo. (No soy supersticiosa pero esta vez toco madera. A ver, ayuden, ustedes también: seno izquierdo las damas, testículo izquierdo los caballeros, vamos, vamos, sin vergüenza que no mira nadie. Gracias.).

Papá + Mamá + Yo + Hermanito + Hermanito + Hermanita

3, 4... ¿un perro? ¡Pero vivimos en departamento! Ok, un perro no le hace mal a nadie, pero chiquito... ¿no había chiquito? ¿y macho tampoco?


Papá + Mamá + Yo + Hermanito + Hermanito + Hermanita + Perra

Lo bueno del caso es que ahora por lo menos en los recibos de sueldos aparecía un "plus" por familia numerosa: $40 si no me equivoco, suficientes para solventar cualquier gasto originado por esta simpática situación, toda una ganga.
¿Cerramos la fábrica acá? ¿No? ¿5?

Papá + Mamá + Yo + Hermanito + Hermanito + Hermanita + Perra + Hermanita

Basta, yo no juego más. ¡Cortenla que ya ni entramos en un reglón!
A mí me dejan de joder (o mejor se dejan de joder ustedes y miran un rato Gran Hermano, ¿no es más económico?) ... o me devuelven y me hacen nacer última.
Es obvio que nadie se preocupó demasiado por mi reclamo.
Tiempo después la "prima del Sur" se vino a estudiar "al Norte", y bueno, donde entran 7 entran 8 ¿no?

Papá + Mamá + Yo + Hermanito + Hermanito + Hermanita + Perra + Hermanita + Prima

Conste que teníamos TV... ¡y cable también!
Menos mal que ya terminé la primaria, porque más que arbolito esto terminó siendo una reserva ecológica.
Éramos pocos... pero de eso hace tanto que ya casi ni me acuerdo. Por las dudas, a la abuela le mezclé unas anticonceptivas en la ensalada.


Aclaración: El motivo de este post era contar algunas situaciones que se dan a partir de la convivencia de tantas personas... pero ya me cansé de escribir contando el origen de la familia, así que lo dejamos para otro día.

11 comentarios:

Jes dijo...

Yo también soy la mayor pero de 4. Antes mi viejo jodía con que iba a tener otro hermanito pero por suerte mi vieja ya no está para esas cosas.
Cuando sos chiquita es un bajón, es como que vas a destiempo y no te encontrás con tus hermanos hasta que ellos son más grandes y empiezan a antender por qué cuando tenías 12 años y ellos menos de 10 a veces te quedabas sin meterte a la pileta, ahí no te joden más.

Flor dijo...

Claro, ahora se terminaron las peleas por los juguetes y empiezan las peleas por ver quién tiene más relaciones sexuales =P

Araña dijo...

si, todo un tema esto de la familia numerosa..
yo tenía todo resuelto: con dos hijos que crié juntos, con un año de diferencia. Crecieron, se hicieron mas independientes hasta que un día supe que tendría ooooooootro hijito que hoy tiene 2 años y me está sacando canas multicolores.
a todo eso, sumale (somos 5) mi vieja en la planta alta, dos tortugas, una gata y un gato homeless que se quiere venir a vivir a mi casa y no lo dejo..
Es too much..

Meru dijo...

Nosotros somos dos hermanos.
Mi problema no es la familia directa, sino los asados de los domingos, en los que empiezan a aparecer todos los parientes por adopción...
De todos modos no hay punto de comparación, son sólo de los domingos, fiestas y cumpleaños ! :P

Saludos! xD

Rodrigo dijo...

Mirá en mi casa somos cuatro. Y vos dirás ¿y que haces comentando en este post entonces, zapato? Bueh! lo pensaste entonces...
Pero comento acá porque seguro lo lees, y lo que quiero es darte la bienvenida a mis links. Me gustó mucho el blog, asi que me lo pongon al alcance de la mano, pa pasarme más seguido...

Suerte flor

wallyzz dijo...

Che Flop y Vos para cuando????
Jeejeje
Abrazo de nienpedoteinvitanacomertusvecinos...

Bender dijo...

Pregunto: ¿Mamá se llama Susanita?

Flor dijo...

Araña: También en una época vivimos con mi abuelo :)
Respecto a las mascotas, ahora cierta parte de la familia se quiere traer una perrita del club.

Meru: Por suerte el resto de la familia no es tan numerosa, los que suman mucho son los amigos de cada uno.

Rodrigo: Muchas gracias, muy simpático el comentario, me ha robado una sonrisa. Y ya estás en mis links, así que las visitas serán mutuas.

Wallyzz: ¿Yo para cuándo qué? ¿Hijos? No, gracias. No pienso tener.

Bender: ¡Por fin aparecés! No, se llama Claudia nomás... ¿tendrá algún significado oculto?

Rodrigo dijo...

Si, tiene flor. Susanita era una amiga de Mafalda que quería tener muchos hijitos de grande.
Una sutileza de don Bender.

Saludetes...

Flor dijo...

Preguntaba por el significado de Claudia.
En casa Susanita es mi prima y Mafalda soy yo :)

Meru dijo...

Pfffffffffff todas mis amigas tienen alma de Susanita..
yo vendría a ser una Isidora Cañones :P