21 de mayo de 2009

PROMISCUA

Todos pasaron por mi cama.
No lo puedo evitar, no encuentro otra forma de establecer un verdadero contacto.
No puedo conformarme con un banco de plaza, un living (siquiera con mate de por medio) o un bar.
Por impulso, o por verdadera convicción, repetí el mismo rito y fui metiéndolos uno a uno en mi cama a lo largo de los años.
Hubo quienes me aburrieron hasta extremos insospechados (los menos, afortunadamente), y otros que me quitaron el sueño en nombre de la pasión.
Algunos muy diferentes entre sí, otros con ciertos puntos en común.
Todas las estaciones y todas las horas del día (y de la noche) fueron testigos de estos encuentros. Silenciosas, cómplices.
El tiempo se hizo amigo de algunos de ellos, que lograron perdurar por períodos bastante largos. Otros no corrieron la misma suerte y fueron expulsados rápidamente. A pesar de esto, su duración no tuvo que ver con el resultado final, con su calidad, con su forma de llegarme y con el recuerdo que aún conservo de todos y cada uno en mayor o menor medida.
Decido y confirmo cada noche esta promiscua forma de vivir; cambiando una y otra vez los nombres, las caras y las formas de quienes se acuestan conmigo. Hombres y mujeres de todos los tiempos y edades. Sin distinción alguna.
A todos los llevo a mi cama... y cada noche disfruto del placer de dormirme enredada entre sábanas y páginas.

12 comentarios:

Uninvited dijo...

Eeeeeehhh!! este fue fácil :)

Flora dijo...

opaa que loco !


buen texto,

asi que esto es el sexo dijo...

Sin lugar a duda, una (a mi criterio) buena forma de vivir los años más libidinosos de nuestra vida.

Meme dijo...

LARGA VIDA A LA PROMISCUIDAD

en150 dijo...

¡Qué chanchaaa! :P

Besote. :)

r.- el corre ambulancias dijo...

es el modo mas barato de recorrer el mundo, y tal vez, la maquina del tiempo mas precisa y a la vez, simple

amo las novelas de capa y espada

LocaComoTuMadre dijo...

Excelente relato.

Maryam dijo...

jaja aguante la promiscuidad entonces, yo tambien me acuesto con tres que me esperan al lado de la cama y paso horas y horas, y ni hablar que hay uno que va en mi mochila a todos lados...

besos
Maia

Soy Quejas, Mariana Quejas dijo...

linda vuelta de tuerca.. un placer leerte...

Julieta dijo...

me sumo a "el corre ambulancias"... totalmente.

Luciano dijo...

fuerte.

Lady dijo...

Excelente!