5 de agosto de 2007

CLIMA

Hacía mucho frío. Cuando me desperté era 4 de agosto, como el año pasado. Probablemente también el año anterior habrá sido 4 el día siguiente al 3, pero eso a nadie le importa… porque todavía no existíamos.

Ese 4 de agosto habíamos querido conocernos y no pudimos, como casi todo lo que quisimos alguna vez. Nos dedicamos a querer, mientras la vida no quería.

En el medio, entre lo que quisimos y lo que no fue, pudimos juntar una montañita de momentos en común. ¿Qué habrán sido? ¿Uno? ¿Dos ladrillos? Cualquier cantidad: no era suficiente para construir castillos. Mucho menos para abrir caminos mágicos que intimidaran a las distancias hasta hacerlas desaparecer. Éramos totalmente conscientes de eso, siempre fue nuestra especialidad soñar con los pies en la tierra.

Quisimos no creer en el espacio, mucho menos en el tiempo. Quisimos tantas cosas casi sin querer. Nosotros quisimos y la vida no, tantas veces. Pero si algo logramos, y de eso podemos estar seguros, fue inventar primaveras en pleno invierno. Testigos sobran; todos sabemos que el frío eligió irse a poblar otros lugares… todos vemos ahora que no hay más primaveras en agosto.

10 comentarios:

wallyzz dijo...

con el solo echo de querer, ya es suficiente, aunque a veces no alcanza, No???

Abrazo Flor

Uninvited dijo...

Uy nena... fuerte, eh?

Bueno, pero por lo menos no alcanzaron a llegar al punto de hablar del clima. Viste cuando ya no hay nada más que decirse?

Araña dijo...

Querer.. desear.. ya es válido y a veces gratificante.

Un beso fresco, fresco...

Cecis ... funámbula dijo...

Glup.... Vos me queres matar???
Besos enormes, sabes todo lo que quiero decirte y todo lo que me hiciste sentir....
Te re re re quiero....

Dr. CroW dijo...

El nivel de empatía que siento para con este texto creo que no se compara con nada leído en ningún otro lado.

Perroxido dijo...

Es muy difícil librarse de este tipo de recuerdos y de sensaciones, pero tené en cuenta que tal vez, de la nada, esos dos ladrillos se conviertan en miles, y te aplasten.
Te deseo de todo corazón que en algún momento puedas darle un final lindo, digno, o al menos saludable a esta historia.
un beso.

Jack dijo...

Entiendo exactamente como se siente, alguna vez yo tb quise contruir puentes con solo un par de ladrillos. Creo q internamente siempre supe q era imposible pero no me arrepiento de haberlo intentado. ¿dolio? claro q si, mucho, pero pocas veces me sentí tan vivo.

Besos Flor, y gracias =¨)

Max dijo...

a veces es mejor conservar buenos recuerdos que construir presentes infelices y borrar esos buenos recuerdos

Bender dijo...

Querer no creer... No parece habitual poder elegir.

Anubis dijo...

Y....uno quiere hacer castillos en el aire muchas veces...Es tan linda esa sensación de omnipotencia, de todopoderoso, de creernos capaz de lograr imposibles, de unir distancias, de soñar despiertos.

Yo estuve en esa misma vereda, juntando ladrillos para construir un castillo inmenso, creí lograrlo...fallé. Pero sabes que? después de un año y medio vuelvo a construir el mismo castillo con la misma persona porque el tiempo y la distancia no pudieron matar lo que sentíamos.

Si realmente e4s la persona que amas, no me bajes los brazos muñequita...sólo se ama un vez en la vida y es una picardía dejarlo ir sin intentar TODO.

Besotes inmensos.